Salud Sexual

Hemos llegado a uno de los temas más importantes sobre la salud, si no es que el principal.

Para empezar nunca está demás aclarar lo obvio: siempre saber o recordar que la sexualidad no es algo malo, sucio, pecaminoso, etc.

Jamás te conviene avergonzarte de tu cuerpo y sus funcionalismos, especialmente los sexuales; al contrario alégrate de que cada día lo vas conociendo más y mejor.

Es normal que al principio todos seamos ignorantes de lo que le pasa a nuestros cuerpos y más en esta sociedad que no ofrece información confiable, pues ni los médicos, ni los psicólogos, saben bien a bien sobre este tema.

De hecho, aunque te sorprenda, el otro día me toco asesorar a un médico urólogo y sexólogo, quien desconocía la profundidad Real sobre la Sabiduría Sexual. Lo que honestamente no me extrañó, pues ya sabía que la ciencia oficial (y más en occidente) desconoce realmente la verdad de nuestra naturaleza psico-fisiológica y cómo podemos permitirle funcionar mejor.

Pero lo que sé no sólo es teoría —por haber leído mucho sobre el saber oriental; principalmente el Tantra originario de la India y el Tao sexual de China— sino sobre todo es Conocimiento Real, debido a que lo he vivido y experimentado, primero en Mí Mismo y luego también atendiendo a mis pacientes.

He ayudado a hombres y mujeres a mejorar su desempeño y placer sexual (y con ello su vitalidad y salud en general), y sobre todo: a elevar su consciencia hacia el Amor Divino, a la vez.

Quien separa el sexo del amor está condenado a fracasar en este tema trascendente para experimentar la plenitud en este sueño que llamamos “la vida”.

sexual

Portada de un libro (que no he leído). La tomé sólo para ilustrar el tema. Intencionalmente borré la palabra “seducción” del título, pues esta es contraria al Amor Natural que nace en lo profundo de nuestro Ser, cuando nos damos el permiso.

Con los hombres me limito a explicarles la teoría y a guiarlos con las dudas que les surjen cuando practican con sus parejas, también he ayudado a las mujeres de esa forma… pero el mayor éxito lo he comprobado con las mujeres a las que he ayudado practicando juntos, experimentando la Unidad de Shiva y Shakti.

Mujeres que no podían ni siquiera ser tocadas en la mano porque tenían demasiados bloqueos sexuales (por abusos o incluso por alguna violación previa) o algunas que jamás habían tenido orgasmos.

En todos los casos aprendieron a disfrutar los orgasmos múltiples de manera profunda e intensa pero sobre todo entregándose a llenarse, extasiarse, con la frecuencia del Amor infinito impersonal e incondicional, o sea no sólo sexo por el sexo mismo.

También me tocó servir a una Devi (una diosa) —todas las mujeres son Devis cuando descubren su verdadera naturaleza— que por el contrario, su “problema” es que era “demasiado lujuriosa“, (incluso sería considerada “ninfomaníaca”, según la sociedad actual), pero la verdad es que su ímpetu sexual sólo estaba enfocado a una búsqueda insaciable de amor fuera de Sí Misma, de su propio ser; cuando lo comprendió, empezó a amarse de tal forma que toda esa energía sexual le ayudó a elevarse a las altas esferas de la Verdad Universal.

Y es que, cuando despertamos lo que en verdad Somos, tanto los hombres como las mujeres, somos dioses creadores y por lo tanto: muy sexuales. Entonces nos encontramos prácticamente todo el día en un orgasmo tras otro, o en un orgasmo continuo, no por estar obsesionados pensando en temas sexuales sino por estar en connubio permanente con ESO que no puede ser denominado de ninguna forma pero que algunos llaman simplemente “Dios” y cuya manifestación principal en el Universo es: Amor.

Entiéndase por “orgasmo”, al éxtasis divino que se manifiesta en los planos metafísicos y simultáneamente en y a través del cuerpo físico.

Esto es así porque la energía sexual (también conocida como energía creadora) es la piedra angular de toda la creación… nada existiría sin esta poderosa energía, todo ha sido creado por ella, desde los ángeles hasta los minerales. He ahí su importancia para la salud y para todas nuestras creaciones.

Así que podemos utilizarla de manera consciente y amorosa para lograr fines luminosos… o seguir dejando que nos conduzca hacia la confusión.

Uno elige.

No se puede forzar a nadie a ser feliz, saludable, luminoso, abundante, próspero, libre, ni a experimentar el Amor Universal y el Triunfo permanente.

Clic Aquí para ver más publicaciones mías sobre Amor y Sexo.

.

Si quieres sanar tu sexualidad o tienes dudas sobre cómo dar el mejor uso de tu energía creadora, con gusto podemos tratar el tema en consulta privada.

Citas al cel. / whatsapp: +521 55.2368-1569
O visita nuestros datos de contacto.

.

.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: