Encuentra Tu Salud Total y activa Tu Verdadero Poder y Luminosidad

En lugar de confiar en el cuerpo cada vez más a medida que crecemos, en vez de cooperar con él cuando enferma, se nos dice que no se puede confiar en el cuerpo porque comete errores.

Para corregir los [supuestos] errores de nuestro cuerpo empleamos especialistas (médicos) que han sido rigurosamente entrenados durante mucho tiempo y adquirieron la destreza en la diagnosis de escuchar al cuerpo y decidir qué es lo que está mal en él.

Entonces, ellos aplican los procedimientos adecuados para rectificar su “mala conducta”. Dado que [sólo ellos] los médicos tienen el  derecho legal [y supuestamente el conocimiento necesario] para tratar la enfermedad y tú no, puedes sentirte obligado a hacer todo lo que ellos dicen que hagas.

Motivado por un fuerte deseo de sentirte mejor otra vez, voluntariamente entregas el poder y la responsabilidad de tu cuerpo a un extraño, alguien con quien tal vez has estado reunido unos 15 minutos o menos.

La sola aceptación, por tu parte, de la idea de que tu cuerpo debe estar haciendo algo mal aumenta la sensación de fracaso o incompetencia. Quizás incluso creas que tu cuerpo se volvió en tu contra y puedes sentirte enojado con él por interrumpir tu vida y tus planes.

Aquí es por donde comienzas a sentirte sin poder sobre tu propio cuerpo. Nunca se te ocurrirá que esos pensamientos en sí pueden ser severas instrucciones de profecías autocumplidas que dejan a tu cuerpo impotente frente a la enfermedad.

Pero si confías en la sabiduría de tu cuerpo y de tu intuición, vas descubriendo cada vez más que eso que llaman “enfermedad”, es en realidad una llamada de atención para que regreses al estado natural de Dicha y la Alegría permanente, de Paz y Libertad Real, de Poder y Verdad; una guía que te lleva de vuelta a experimentar lo que realmente viniste a realizar en este sueño que denominamos “la vida en el Universo”.

[Desde que nacemos, los médicos] No tienen nada mejor que hacer que ofrecerte más o menos una docena de dosis de vacunación para prevenirte futuras enfermedades. Comenzamos a aprender que hay gérmenes terribles alrededor, que no tienen ningún propósito, excepto el hacer una existencia muy difícil para los seres humanos.

Aunque todo en tu cuerpo te permite saber que no necesita de estas intervenciones —a través de sensaciones tales como [apatía a tomar medicamentos, someterse a cirugías], el miedo o la respuesta de lucha o huida [ante esos tratamientos y hasta fiebre o convulsiones tras la vacunación] e incluso: el miedo más grande sea quizás estar equivocado acerca de que el cuerpo es más fuerte—, inconscientemente admites que eres menos poderoso y menos eficaz que una píldora o una dosis de vacuna hecha de material obtenido de virus muertos.

Lo que has recogido de todo esto [de todas estas experiencias con la medicina “oficial”] es que la enfermedad es mala y la salud es buena. También que la enfermedad ataca indiscriminadamente y que tiene que ser curada por cualquier medio. Por lo tanto decimos o escuchamos tan a menudo “Son tan afortunados de estar sanos…”. Parece, sin embargo, que esta suerte cambia con la edad.

El 75% de las personas que viven en nuestro edificio tienen o tuvieron cáncer de diversos tipos y la mayoría de ellos son jubilados. ¿Significa esto que la gente con mala suerte es más susceptible a padecer cáncer si ellos son jubilados? ¿Podemos nosotros realmente considerar la mala suerte una causa creíble de la enfermedad? O ¿podría haber algo más sensato detrás de un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular que ser una víctima inocente de la mala suerte? ¿Por qué la enfermedad siempre parece poner un freno repentino en la vida de la persona?

Todas estas preguntas pueden ser iluminadas por una respuesta. Considere esta posibilidad: La enfermedad podría ser algo afortunado porque cambia el curso de su vida desde una dirección que ya no sirve a sus intereses más altos. La enfermedad de hecho puede ser una de las respuestas de curación más eficientes que el cuerpo tiene a fin de devolvernos a una condición de equilibrio, salud y paz.

Pero sin ver esta imagen más grande y estar abiertos a recibir las oportunidades ocultas que cada momento de la vida tiene para ofrecernos, nos quedamos sólo con la capacidad para juzgar qué es bueno o malo, y qué es correcto o equivocado.

Equipados con esta habilidad aprendida a discernir entre lo bueno y lo malo, comenzamos a dividir al mundo entero en dos categorías, una favorable y otra desfavorable. Instancia por instancia, comenzamos a sentir confirmada nuestra conclusión de que somos víctimas de poderes externos que están fuera de nuestro control. Aprendemos que padres y maestros [incluso médico, abogados, el gobierno, etc.] suelen tener la última palabra, incluso si sus decisiones parecen prejuiciosas e injustificadas. Resistirse a las normas puede costar caro.

De tal suerte que vamos renunciando no sólo a nuestro Legítimo Poder y a nuestra verdadera misión por la cual existimos aquí en el mundo, sino también a nuestra salud física, mental, emocional, social… a nuestra Salud Total.

14183910_1093683347381081_4494381419534352223_n

La buena noticia es que siempre es posible volver a nuestro Estado Natural de Salud Total. Para lo cual te brindamos apoyo incondicional, más de la forma como dice mi amigo Cuahtemoc Equihua (quien es terapeuta también):

Cuando se trabaja con el empoderamiento [y sanación] de la gente, hay que acompañar, no guiar; hay que apoyar, no ayudar; hay que estar en presencia amorosa y comprensiva, no solucionar. Sí no la persona nunca tocará su verdadera capacidad para encontrar sus propias respuestas y no habrá ningún empoderamiento.

¿Aceptas nuestro acompañamiento y apoyo, así como presencia amorosa y comprensiva desde ahora hasta experimentar Tu Salud Total (misma que incluye el reconocimiento y activación de Tu Verdadero Poder y Luminosidad)?

Citas Disponibles.

.
Tel. móvil y Whatsapp: +521 55.2368-1569
email: EncuentraTuSalud@gmail.com
facebook: EncuentraTuSaludTotal
.

(Nota: Los textos citados, excepto el de Cuahtemoc, fueron tomados del libro “Rasgando el velo de la dualidad” de Andreas Moritz)

385528214_6401
.
.
.

 

Anuncios

3 comentarios to “Encuentra Tu Salud Total y activa Tu Verdadero Poder y Luminosidad”

  1. Meru Says:

    Hermosa publicación, efectivamente si quieres combatir una enfermedad será desde el origen de la misma, hábitos y emociones. Solo cambiaría eso de Virus muertos, ya que los virus al no ser seres vivos pues no pueden estar muertos. Podría ser virus atenuados la palabra correcta 😝

  2. GILBERTO GODÍNEZ Says:

    CUANTA SABIDURÍA HAY EN TUS COMENTARIOS; GRACIAS POR TUS ENSEÑANZAS.

    GILBERTO GODÍNEZ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: